NEWSLETTER

social icons

Síguenos en Facebook

Calefacción por infrarrojos con termostato 270 W

401705

Nuevo

envio gratis a peninsula

Mas detalles

194,00 €

Añadir a mi wishlist

Advertencia: ¡Últimos artículos en stock!

Calefacción por infrarrojos de placa de acero galvanizada, revestimiento en polvo, con potencia de 270 W, grado de protección IP44. Está especialmente indicada para espacios amplios con techos altos, como grandes oficinas o locales comerciales. Apropiada para obras de construcción. Placa de circuito cerrado. Los bordes se sueldan y se pulen para asegurar un movimiento de fotones homogéneo en el interior. Los materiales elegidos son compatibles entre sí, garantizando un calor radiante compensado por toda la unidad. La placa tiene una carcasa de acero con aleaciones especiales y una estructura que reparte el calor por toda la superficie. La temperatura en la superficie está entre 95 - 110 °C (+/- 10 %). Como medio transmisor del calor usamos hilos conductores agrupados y aislados, que se envuelven en material ignífugo y resistente al calor.

  • Calefacción de infrarrojos con 270 W de potencia
  • Calor natural
  • Protección de sobrecalentamiento y sobretensión
  • Grado de protección IP44
  • Termostato de la clase de protección IP20
  • También indicado para espacios amplios con techos altos
  • GS-revisado por TÜV SÜD: número de certificado: Z1A 16 02 82338 003
  • Certificado TÜV únicamente para la placa térmica de infrarrojos.

Qué es la radiación de infrarrojos?

El calor del sol nos llega desde millones de kilómetros en el universo, y aún así nos calienta de maravilla. El motivo de este fenómeno son las ondas electro-magnéticas (lat. infra). Estas ondas liberan energía a través de vibraciones moleculares, que a nosotros nos llega en forma de calor. Al contrario que ondas más cortas, por ejemplo las de las radiografías, las ondas de infrarrojos tienen un efecto mucho más positivo en los humanos. Los infrarrojos nos proporcionan calor natural. La sutil diferencia: A diferencia de los emisores térmicos convencionales, los de calor infrarrojo (radiación primaria) también calientan las paredes, y no sólo el aire. Las paredes mantienen el calor durante más tiempo y lo devuelven a la habitación (radiación secundaria). Los muros se mantienen secos - humedad y moho no tienen opción.

Información para el cálculo de potencia a usar:

Para calefactores de infrarrojos no se toma como base de cálculo los metros cúbicos de la habitación, sino la superficie real. Esto suele ser: cuatro paredes, el suelo y el techo. Para facilitarle el cálculo, limitaremos todo a la superficie de la habitación. Para ello necesitará el largo y el ancho. Si por ejemplo tiene 6 metros x 5 metros, resultará una superficie de 30 m². Estos 30 m² se multiplican por un valor de potencia de 75 W por m² (hasta 2,60 m de altura). Resultaría: 30 m² x 75 watios/m² = 2250 W.

Para este resultado necesitaría una potencia de 2250 W. Ésta la puede elegir entre 2 x 900 W + 1 x 450 W = 2250 W, o entre 2 x 1200 W = 2400 W.

Una mayor potencia en watios no significa que se consuma más energía, sino todo lo contrario. La habitación se calienta con más rapidez, lo que provocaría que el panel de infrarrojos se apagara antes.

Hay que tener en cuenta que el valor de 75 watios/m² está calculado para una altura de hasta 2,60 m. Si la habitación fuese más alta, añada para cada 5 cm adicionales 5 W/m². Esto resultaría para una habitación de 3 m de altura 40 W más. Obtendríamos un valor de potencia necesaria de 115 W/m². Este dato multiplicado por la superficie de nuestro ejemplo, 30 m², daría como resultado: 30 m² x 115 W/m² = 3450 W. Dependiendo ahora de los ángulos de su habitación, podrá elegir los calefactores correspondientes. Una habitación con forma de L necesitará mínimo 2 placas, ya que una sóla no alcanzaría a llenar de calor todo el espacio. Con una linterna que ilumine la habitación puede comprobarlo rápidamente, ya que la luz no llega a todas las paredes. La luz es un rayo, y el calor por radiación funciona exactamente igual. Con una segunda linterna podrá iluminar la totalidad de la habitación.

También hay que tener en cuenta el alcance del calor del calefactor de 3,5 metros. Una linterna pierde en intensidad cuanto más lejos esté del objeto que desea iluminar. Del mismo modo, un calefactor de infrarrojos pierde en intensidad si sobrepasa los 3-4 metros de distancia. Esto hace que se incrementen considerablemente los tiempos de calentamiento de la placa.

En habitaciones con mucha humedad, por ejemplo baños, debe duplicar el cálculo. Así podrá bañarse como si estuviera en la playa, sin pasar frío a pesar de estar mojado. Esta es la ventaja de la calefacción de infrarrojos.

No hay comentarios de clientes por ahora.

Escribe tu opinión

Calefacción por infrarrojos con termostato 270 W

Calefacción por infrarrojos con termostato 270 W

envio gratis a peninsula

Escribe tu opinión